SEGÚN EL NEW YORK TIMES EL FBI ABRIÓ UNA INVESTIGACIÓN PARA ESTABLECER SI TRUMP ESTABA TRABAJANDO SECRETAMENTE PARA RUSIA EN CONTRA DE LOS INTERESES DE EE.UU.

Días después de que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, despidiera al director del FBI, James Comey, en mayo de 2017 -en medio de la investigación sobre los supuestos vínculos de la campaña de Trump con el gobierno de Rusia- la oficina abrió una indagatoria para establecer si el Mandatario estaba trabajando secretamente para Rusia, en contra de los intereses de EE.UU.

Según The New York Times, citando a exfuncionarios familiarizados con el caso, éste trajo “implicancias explosivas”, ya que los agentes de contrainteligencia del FBI tuvieron que considerar si los actos de Trump constituían una posible amenaza para la seguridad nacional, e intentaron determinar si el Presidente estaba trabajando a conciencia para Rusia o si simplemente había caído bajo la influencia de Moscú, sin darse por enterado.

Además, el Times señala que la investigación abierta cubrió otro flanco ya conocido: si la destitución de James Comey constituyó una obstrucción a la justicia.

Según fuentes consignadas por el reportaje del New York Times, en el FBI sospechaban sobre vínculos del Mandatario con el Kremlin desde que su campaña para llegar a la Casa Blanca estaba en curso, en 2016.

Aseguraron además que los actos de Trump, antes y después del despido de James Comey, finalmente terminaron por impulsar la indagatoria de contrainteligencia, especialmente por dos ocasiones en que el Jefe de Estado vinculó la destitución del director del FBI James  Comey a la investigación sobre Rusia.