GENERAL RICARDO MARTÍNEZ DECLARÓ COMO TESTIGO ANTE FISCALES QUE INVESTIGAN VENTA DE ARMAS DE MILITARES A NARCOTRAFICANTES

El comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Martínez declaró como testigo ante los fiscales que investigan la venta de armas de militares a narcotraficantes. Gracias a los antecedentes que entregó, se tomó declaración al jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional del Ejército, Guillermo Paiva.

El general Martínez prestó declaraciones ante el fiscal Metropolitano Sur, Raúl Guzmán, junto a los fiscales Cristián Galdames y Claudio Orellana, quienes investigan la venta de armas particulares de cinco suboficiales de la institución a bandas de narcotraficantes.

El comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Martínez, reveló este caso de venta de armas a bandas de narcotraficantes en una reunión con oficiales, sin saber que estaba siendo grabado, señalando que esas ventas las hacían “oficiales y cuadro permanente.

La denuncia por tráfico de armas desde el Ejército sólo se remitía a la justicia militar, pero al conocer los hechos, el Ministerio Público abrió una investigación de oficio al tratarse de un delito común.

El general Ricardo Martínez declaró por cerca de dos horas como testigo, aportando importantes antecedentes que llevaron a los fiscales a realizar otras diligencias, tal como lo reconoció Raúl Guzmán.

El equipo de fiscales aprovechó de tomar declaración como testigo al jefe de Inteligencia del Ejército, general de brigada Guillermo Paiva.