FISCALÍA ALLANA OFICINAS DE OBISPADOS DE CONCEPCIÓN, VALPARAÍSO, CHILLÁN Y OSORNO POR INVESTIGACIÓN DE DELITOS SEXUALES

Fiscalía y Carabineros allanaron simultáneamente las oficinas de la Iglesia de Católica en Concepción, Valparaíso, Chillán y Osorno, por las investigaciones de delitos sexuales contra menores de edad.

Los funcionarios del OS9 de la policía uniformada llegaron hasta las distintas sedes liderados por el Ministerio Público.

La orden fue dada por el fiscal de O’Higgins, Emiliano Arias, quien investiga las causas por delitos sexuales al interior de la Iglesia Católica chilena.

“Lo que andamos buscando son pruebas de delitos, o sea, constancia de la comisión de delitos contra menores de edad“, agregó el fiscal Emiliano Arias.

En el Arzobispado de Concepción, los efectivos policiales dirigidos por el persecutor Sergio Moya entraron con cajas para trasladar los documentos que fueran recabados. En la zona, por ejemplo, se indaga al párroco de Hualqui, Reinaldo Méndez, por violación.

En tanto, en Valparaíso entraron cerca de una veintena de funcionarios policiales. El obispado local se ha visto afectado por acusaciones de encubrimiento y abuso al exobispo Gonzalo Duarte, quien fue remplazado hace un par de meses en su puesto.

En Chillán existe una denuncia contra el obispo Carlos Pellegrín, por su relación con un delito sexual no especificado.

El Obispado de Osorno, por otro lado, estuvo en el centro de la polémica por la presencia del obispo Juan Barros, por sus presuntos encubrimientos al cura Fernando Karadima, condenado eclesiásticamente por abusos. Finalmente, al igual que Duarte, Barros fue reemplazado por el Papa Francisco.