EVANGÉLICOS GRITAN “TRAIDORES” A PARLAMENTARIOS OFICIALISTAS QUE VOTARON A FAVOR DE LEY DE IDENTIDAD DE GÉNERO

“¡Traidores!”, “¡Los vamos a sacar!” fueron algunos de los gritos que emitió el público contrario a la ley de identidad de género presente en la tribuna cuando se aprobó el proyecto en la Cámara de Diputados convirtiéndose en ley. 

Las descalificaciones iban dirigidas a los parlamentarios de Chile Vamos que votaron a favor de la iniciativa y a los personeros de Gobierno que se encontraban en la Sala, entre ellos los ministros de Justicia, Segpres y Segegob, Hernán Larraín, Gonzalo Blumel y Cecilia Pérez respectivamente.

Esto porque fue el Gobierno el que impulsó que la ley también considere a los menores de 18 hasta los 14 años, lo que causaba el rechazo en este grupo, en su mayoría compuesto por representantes del mundo evangélico.

Esta situación y el hecho de que el obispo Emiliano Soto, líder de la Mesa Ampliada de Iglesias Evangélicas fuera excluido del Tedeum Evangélico, ceremonia organizada por el Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas (Coniev), tensionó a los legisladores, entre quienes hay miembros de este sector de la fe, y los obligó a tomar posición respecto al Tedeum que se realizará este domingo como es tradicional en las Fiestas Patrias.

Así, la presidenta de la Cámara de Diputados, Maya Fernández, anunció que no asistiría al Tedeum de los evangélicos. Lo mismo hizo el presidente del Senado, Carlos Montes.

Hay molestia en diversos sectores, principalmente de oposición, con los líderes religiosos del Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas porque muchos no olvidan los insultos que el años pasado le gritaron a la presidenta Michelle Bachelet, incluso gritándole “asesina”, por impulsar la ley de aborto en tres causales.